octubre 31, 2018by Star News

Reportaje: Casa 1810, pasión por el buen gusto en el corazón de San Miguel de Allende

Mosaicos de colores, espejos y leones labrados en cantera crean el ambiente perfecto para que huéspedes y comensales disfruten de un espacio de lujo con influencia española en el Bajío mexicano

 

Flor Velázquez

 

Cultura, historia y tradición se respiran día a día en esta emblemática ciudad y en la calle Hidalgo No. 8 estos elementos se conjugan en un sitio que te garantiza una estancia inolvidable.

La experiencia visual comienza desde la llegada. Evocando a la arquitectura moderna con toques tradicionales de diferentes partes del mundo, dos grandes puertas de cristal te dan la bienvenida a Casa 1810, un hotel boutique en el que cada detalle que lo conforma cuenta una historia.

Acabados ibéricos con influencia musulmana, lámparas de la india, mosaicos pintados a mano por artesanos mexicanos, así como mobiliario rústico y artesanal llenan de confort y sofisticación cada rincón del lugar.

Tres pisos con catorce lujosas habitaciones, un restaurante y su terraza conforman este hotel boutique cuya especialidad es consentir a los viajeros nacionales e internacionales desde su excelente ubicación.

Emplazado sobre una antigua construcción del centro de la ciudad, lo único que conserva de la casona que fue hace algunas décadas, es la cava que se ubica en la parte inferior del lobby. El ambiente de la misma es místico e íntimo y el espacio es utilizado para reuniones pequeñas, comidas y cenas exclusivas, ¿y por qué no? hasta para organizar propuestas matrimoniales.

Casa 1810 cuenta con una terraza única en San Miguel de Allende. Su vista de 360 grados te ofrece la oportunidad de observar las 8 cúpulas de las catedrales e iglesias de la zona, y qué decir de los atardeceres, simplemente extraordinarios.

Cocina moderna, una propuesta única en San Miguel

Degustar un platillo o un coctel en Trazo 1810 es un experiencia para todos los sentidos. Este restaurante, ubicado en el tercer piso del hotel, le ofrece tanto a los huéspedes como a visitantes externos la oportunidad de disfrutar deliciosos desayunos acompañados del café de la casa, una aromática mezcla de granos chiapanecos e italianos hecha y seleccionada espacialmente para este lugar.

Para el lunch y la comida, la carta ofrece opciones para todos los gustos. Ensaladas, pastas y platillos mar y tierra están disponibles para su disfrute.

La experiencia gastronómica en Trazo 1810 comienza desde la vista. Sus especialidades en platillos y coctelería son un deleite en armonía de colores y un disfrute de sabores creados con ingredientes de productores locales y del Bajío.

Si te encuentras caminando por las calles de San Miguel de Allende, busca la puerta de madera cuya placa de cobre te indica que has llegado a Casa 1810, y permítete vivir la propuesta culinaria y de confort que este lugar tiene para ofrecerte.