Amor a México

Joyería de plata: una tradición mazahua

Marzo 2022
Star News - Joyería de plata: una tradición mazahua

Tripulación a bordo

Este mes emprendí un nuevo viaje con destino al municipio de San Felipe del Progreso, un pintoresco poblado del estado de México, cuya rica y muy variada tradición artesanal me cautivó por su historia y originalidad.

 

En efecto, además de sus vistosos textiles de lana y estambre, este municipio de origen mazahua alberga una impresionante producción de joyería en plata. El taller WilgArt, a cargo del maestro platero Wilibaldo García, resguarda la valiosa historia de la llamada “joyería mazahua”, cuyo origen se remonta a la década de 1970, con el intercambio que su bisabuelo, Domingo García, hiciera con un platero michoacano: "Fue en los 70, cuando mi bisabuelo conoció a un artesano que hacía arracadas. Él le enseñó el oficio de la plata a cambio de que le enseñara a pintar, pues mi bisabuelo era pintor de iglesias".

Hacia 1974, los saberes de la plata son transmitidos por don Domingo a su hijo, Gregorio García Ruíz (abuelo del maestro Wilibaldo), quien a su vez, enseña este oficio a 29 jóvenes del poblado y a su propio hijo, Wilibaldo García Tomás. Con esta nueva generación de plateros se creó un estilo novedoso que fue rápidamente aceptado por el pueblo mazahua: A las sencillas arracadas se añadieron pajaritos, flores, venados, piedras y cristales de colores, así como caprichosos detalles en filigrana.

 

Cada motivo fue dotado de un significado profundo, creándose así una producción diversa y acorde a las necesidades de la propia comunidad. Actualmente, las arracadas constituyen un elemento fundamental de la indumentaria mazahua: por ellas se distingue a las mujeres solteras de las casadas: “Si la arracada lleva una palomita, significa que la mujer es soltera, si lleva dos quiere decir que está comprometida y que ya no puede ser cortejada”, nos comparte Wilibaldo.

 

En cuanto a los procesos, la joyería mazahua distingue cuatro técnicas tradicionales: calado, sincelado, embutido y filigrana. Las cuatro son dominadas con maestría por nuestro anfitrión y su padre, quienes en su haber, cuentan con numerosos reconocimientos estatales y nacionales, y quienes desde el taller WilgArt, han creando una línea novedosa que retoma, además de los motivos tradicionales, la iconografía propia de los textiles mazahuas.

 

De este modo, entre sus creaciones, es posible encontrar arracadas, collares y dijes con formas de “quechquémitl" o huipiles, así como numerosos elementos propios del universo de la gente del venado, como se conoce a los mazahuas.

 

Miguel Sosme

Con amor a México

Promotor cultural

Ventas WilgArt: 712 198 5285

Facebook e Instagram: Wilgart

 

Crédito fotos: Lolo Godoy y Original México.